miércoles, 12 de diciembre de 2012

Illapel 2012: Foto Reportaje del Día de la Trashumancia y el Criancero Caprino

Fotografías de Viviana Díaz, Eduardo López y Gabriel Carvajal
El Día de la Trashumancia y el Criancero Caprino fue decretado el 2011 por el Alcalde de Illapel, Denis Cortés Vargas, y dice que entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre debe celebrase una fiesta en honor a los crianceros, especialmente a aquellos que año a año viajan a la cordillera.

Durante estos 2 primeros años, la fiesta ha consistido en que varias majadas con cabras atraviesan el centro de la ciudad y la comunidad local sale a despedirlos y desearles buenaventura.

Esta actividad apunta a devolver los espacios perdidos por los arrieros y en ese marco mostrar el gran patrimonio cultural que significa su oficio.

No solo son los piños de cabras, sino también los mulares y perros pastores los que acompañan este recorrido.

Son miles de personas las que han salido en estos 2 años a presenciar este verdadero desfile caprino, lo cual ha llamado la atención de canales de televisión como por ejemplo Canal 13 y Mega.

La Avenida Ignacio Silva ha sido la que ha congregado mayor cantidad de público, donde incluso se ha  visto gente emocionada.

Domingo Barraza y María Araya, son los dirigentes máximos de la asociación de crianceros caprinos, quienes junto a la Municipalidad de Illapel han desarrollado esta hermosa actividad.

Es el choque entre el campo y la ciudad, las caballos y los autos, lo antiguo y lo moderno lo que hace de estas imágenes un gran postal.

Los crianceros por calle Constitución van rumbo a la cordillera, donde pasarán los próximos 4 meses, es decir de Diciembre a Marzo, en campos de pastoreo cordillerano ¿la razón? una sola, en la cordillera aun hay pasto, a diferencia del valle donde ya todo está seco.

El día antes las majadas se reúnen en el sector de La Aguada, esperando para al otro día recibir el reconocimiento de toda la comunidad.

Por los cerros de la ciudad comienza este periplo que poco a poco los enfrentará a toda una comunidad ansiosa de reconocerse asimismo en su identidad basada en crianceros y pirquineros.

Desde pequeños niños, hasta adultos mayores fueron lo que asumieron el desafío de arriar a las cabras por el centro de la ciudad.
familias completas, a pie o a caballo, fueron parte de este cuadro que puso a Illapel en vista de todos los chilenos.

Banderas chilenas y de Illapel despidieron a los arreos. En esta oportunidad salieron hasta los colegios brindarles su cariño.

las cámaras su multiplicaban para retratar este simple y simbólico acto.
Luego la fiesta se trasladó al Parque Ambrosio O'Higgins donde se degustó un gran encuentro gastronómico.

También fue la oportunidad de los cantores locales para exponer su arte hecha, sin duda alguna, desde el corazón campesino.

El Alcalde Denis Cortés, también entregó galvanos de reconocimiento a aquellos arrieros y sus familias que cruzaron por la ciudad en una nueva ... en la fotografía Domingo Barraza, Adolfo González, Lorenzo Bugueño (hijo), Oriel Ibacache y Lorenzo Bugueño (padre)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada