Su Gente


El territorio de los valles transversales es un crisol en donde se funden distintas vertientes de gentes. Las formas de vida yuxtapuestas entre mar, valle y cordillera alimentan a diversos grupos humanos quienes han ido generando una peculiar visión del mundo. Pescadores, pirquineros, agricultores y crianceros son algunos de los distintos oficios que perduran hasta hoy. Sin embargo esto no significa que cada uno sea exclusivo. El choapino se mueve entre distintos oficios, según sea la ocasión.

“He visto hombres recién llegados de la mina cambiar el casco por el sombrero, el culero por la manta, la carretilla por el pingo y salir a correr una trilla con las mismas ganas con las que busca una veta de oro”
Sin embargo este no es un territorio solo de hombres. La mujer ha sido y es la gran movilizadora de las energías sociales de la comuna. Resignada a esperar que la muerte no robe los cuerpos de sus padres, hermanos, maridos e hijos, ha sabido del vivir independiente, trabajando en los mismos oficios que los hombres y con la capacidad de seguir adelante con hijos y familiares.

En la actualidad aun persisten trazas de esta realidad histórica. Mujeres trabajadoras, hombres oficiosos.
En Illapel el andar es pausado. Convive la prisa moderna con el ritmo natural de los originarios del terruño. El concreto y el vidrio pujan contra el adobe y la madera.

El ciclo natural de estas tierras da espacios naturales para el encuentro social. El fin de semana ha sido reservado para el descanso y el compartir en la casa, en el trabajo comunitario o en el deporte. Los nuevos sistemas de turnos de las grandes empresas no han logrado todavía cambiar esta dinámica, pero si la han mellado de manera considerable.

Los espacios de encuentro siguen siendo las trillas, los partidos de futbol, los bailes, las compras, los trabajos colectivos en las casas o espacios comunitarios.

Jimmi Nuñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada