miércoles, 7 de septiembre de 2011

LA QUEBRADA LO GALLARDO, ENTRE LOS RECUERDOS DEL TREN Y EL SILENCIO

Texto: Gabriel Carvajal Valle / Fotografía :  Yohana  Quintul Llanquilef

La vía férrea abandonada ha sido víctima del constante robo de  durmientes y  rieles.

La cordillera blanca contrasta con los cerros cafés y verdes.-
La Quebrada de Lo Gallardo, por el Estero de Aucó, es un lugar poco conocido de Illapel, incluso para los propios Illapelinos. El sector, característico del secano de los valles transversales se viste de pequeños arbustos, gran variedad de cactáceas y de múltiples colores, además de un pequeño caudal de agua que pocos kilómetros más adelante se funde con el Río Illapel.

La Cordillera y el estero acompañan el paisaje durante todo el caminar.
 Esta quebrada, por donde en tiempos antiguos transitó el ferrocarril, hoy es habitada por una decena de familias que viven de la siembra de hortalizas y como crianceros caprinos. También es muy utilizada por quienes practican motocross, de hecho en las cercanías se erige una pista que ha sido protagonista de fechas del nacional de la disciplina.

Coroños o Leoncillos, entre muchos otros cactus verdean en los cerros.-
También hoy es común ver como los cazadores de conejo, con la técnica del lazo, recorren las destruidas vías férreas en busca de los invisibles caminos -al ojo inexperto- que deja el pequeño animalito en su diario recorrido.

Sin motocross es un lugar silencioso de contemplación.-
 Es una ruta tranquila, en general silenciosa y solitaria.

Varias estructuras para permitir el paso de agua bajo la vía del tren.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada